Hombre cuenta cómo ganó la lotería 7 veces

46

La primera vez que Richard Lustig ganó la lotería fue en 1992; al ver que consiguió $10 mil dólares siguió jugando. Después de la primera vez, Lustig siguió ganando sin parar hasta la cuarta vez en donde pensó haber encontrado un patrón del juego.

En el 2002, Lustig ganó por quinta vez y fue reconocido por quedarse con 842 mil dólares, fue ahí cuando él reconoció que todos empezaron a preguntarle cómo lo hacía. El afortunado ganador afirmó que para ganar la lotería se necesita algo más que suerte y comentó que existen varios tips que ayudan a acercarse más al premio, un método que él ha desarrollado y que lo llevó a ganar tantas veces.

El método es el siguiente:

  • Lo mejor es comprar mínimo 10 boletos del mismo tipo, en su opinión esto funciona mejor que comprar de forma aleatoria pues permite al jugador eliminar más boletos sin premiar más rápido.
  • Para Lustig es muy importante jugar siempre la misma combinación, lo que aumenta las probabilidades de ganar.
  • Para ganar la lotería hay que invertir. Si se compra un boleto para ganar miles de dólares las probabilidades son muy pocas. En cambio, si se compran 10 boletos las posibilidades ya aumentan considerablemente.

A su fortuna con la lotería debe sumarle las regalías que le deja el libro que escribió: “Aprende cómo incrementar tus posibilidades de ganar la lotería”.

El método de Lustig es en base a un sistema de lotería único y que la veracidad de sus afirmaciones no tiene un aval matemático que las respalden. Este tipo de juego ayudó a Lustig a ganar el premio mayor de la Lotería de la Florida 7 veces.

Qué no hacer al ganar la lotería

Lustig también muestra ser un hombre conservador, por lo que aconseja cuidar el dinero que se gana. “Si tienes la buena suerte de ganar un premio de lotería, lo primero que no debes hacer es ir a comprar nada nuevo ahora…”

“Lo primero que debes hacer es pagar tus deudas. Tus tarjetas de crédito, tu casa, tu auto. Conviértete en alguien que no tiene deudas. Es lo primero que debes hacer”, insiste.

“Lo segundo es contratar un contador, un financista, un profesional especializado en finanzas, con buenas referencias, con buenos antecedentes, que te ayuden a invertir o crear un programa de inversiones para ti mismo. Para que tengas tu futuro asegurado.

“Y ahora: solamente ahora es que puedes salir a comprar y a gastar el dinero: el auto de colección que deseas, el capricho que quieres regalar, el buen deseo de dar a alguien una sorpresa. Ahora es que puedes salir a comprar, a gastar: ya no tienes deudas, ya tienes tu futuro protegido”, dice el afortunado Lustig. (I)