El avión eléctrico que será el Tesla de los aires

39

Era un 22 de junio de 2016. Betrand Piccard volaba sobre el océano Atlántico a bordo del Solar Impulse II, un avión alimentado únicamente mediante energía solar fotovoltaica. Aquel día, la singular aeronave cubría la etapa entre Nueva York y Sevilla, tramo número 15 de las 17 del proyecto de vuelta aérea al mundo sin usar más combustible que el sol para cubrir más de 40.000 kilómetros de viaje. Se consiguió. Aquel mismo día La Vanguardia tuvo la oportunidad de hablar en directo con el piloto suizo en pleno vuelo. Fue gracias a una franja de tiempo concedida por la organización que situó a este diario entre dos personajes que también hablaron con el piloto: el magnate británico Richard Branson y el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic.